Recientemente, una compañera de la facultad me pidió si podía contestar unas preguntas de un estudiante. El estudiante había hecho el TFM en nuestro grupo, pero no tenía claro si quería hacer el doctorado o no. Mi compañera (profesora) pensó que quizá la opinión de un estudiante de doctorado como yo podía ser útil, además de poder aportar información concreta de plazos y trámites que como tengo muy recientes conozco bastante bien.

Me parece una decisión importante, así que al final escribí un correo bastante largo. Como quizá pueda ser útil para otras personas que se lo estén planteando, lo he editado un poco y lo reproduzco aquí.

Hay que tener en cuenta, claro, que todo es desde mi punto de vista y experiencia personal, pero por otro lado llevo ya unos cuantos años en esto y también he tenido oportunidad de hablar con alguna otra gente en la misma situación. Además, el contexto concreto es el de este estudiante que ha trabajado con nosotros y está en la Universidad Complutense de Madrid, por lo que hay cosas que pueden ser específicas a este caso.

Sobre el tiempo parcial

En mi opinión, el doctorado es un trabajo a tiempo completo. En algunas áreas donde hay proyectos fuertes con mucho dinero y mucho interés industrial sí que hay gente que trabaja a la vez que hace el doctorado, principalmente porque el trabajo tiene que ver con la investigación, pero eso son áreas muy específicas como la biomedicina, seguridad, etc. En el resto, al final tu investigación es tuya, lo que significa que va a ocupar y necesitar gran parte de tu mente (si no toda). Además es un trabajo bastante solitario, porque aunque puedes integrarte en la “sociedad” de la universidad (y afortunadamente en el grupo NIL hay bastante buen rollo y gente maja) al final cada uno tiene su tema, sus ideas y su proyecto.

Por eso lo ideal es tener una beca. Una beca es básicamente un contrato del estado o de la universidad para hacer la tesis. Aunque no son mucho dinero, te da más o menos para vivir, y sobre todo tu tiempo es 100% para ti. Luego verás que la vida académica es mucho más que investigar, y además, si estás integrado en un grupo y tienes un puesto en un despacho, por ejemplo, se te pedirá que colabores en muchas cosas, pero aunque recomendable y muy interesante al final es tu elección, porque tu único deber real es hacer la tesis.

Becas

Becas hay distintas convocatorias privadas o públicas de diversos organismos que puedes buscar, pero las principales son tres: FPU, FPI y PIF. Las tienes aquí: https://www.ucm.es/recursos-humanos-de-investigacion-contratos-predoctorales (los nombres oficiales ahora son un poco distintos). Las FPU son las mejores, las del ministerio, y el plazo está abierto ahora. Básicamente las dan por expediente, así que merece la pena intentarlo, pero son muy competitivas. Las FPI van asociadas a proyecto, por lo que el grupo de investigación tiene que tener un proyecto con dinero para contratar. Así que quedan las PIF, que es con la que están varios compañeros míos de despacho. Éstas las da la universidad y se reparten por facultades, por lo que no tienes que competir con toda España sino sólo con la gente de la facultad, pero también son competitivas. Tener buen expediente ayuda pero no es imprescindible. Lo malo de éstas es que no son estatales, y las convocatorias salen de manera algo irregular, y luego tardan varios meses en resolverse, así que te pueden dejar algunos meses en el limbo.

Sin beca

Como decía, lo mejor es tener beca. Pero yo no he tenido beca por distintos motivos, y aquí estoy. He ido encadenando contratos de investigación con distinta gente y proyectos del grupo, por lo cual estoy súper agradecido, pero para esto hay que tener suerte y que justo en ese momento haya la opción. Además, me ha supuesto bastante dificultad. Cuando se me acabó el primer contrato de proyecto, ya no había otro proyecto en el grupo de investigación, así que me quedé en el paro. Busqué y encontré trabajo de informático, pensando en hacer el doctorado a la vez. Esto es bastante complicado, porque el trabajo te cansa mucho y exige mucho espacio mental, así que en mi caso decidí dejar el trabajo porque no avanzaba con la tesis. Quizá otra persona con otra personalidad sí que habría podido hacerlo funcionar.

Por otro lado, yo no conseguí encontrar ningún trabajo a tiempo parcial, que habría sido lo ideal, y trabajar 8 horas al día no te deja la mente suficientemente clara para luego ponerte a leer artículos o programar todavía otro rato más. Lo malo de dejar el trabajo es que dejé de poderme permitir el alquiler y tuve que volver a casa de mis padres después de varios años de independencia. Esto se me hizo muy duro, pero quizá a otra persona, con otra experiencia vital y otra personalidad, le puede ser más fácil. Desde luego, varios compañeros viven con sus padres mientras hacen la tesis, lo que te ayuda económicamente y también de tiempo y salud. Afortunadamente ahora estoy un poco más “estable” (he trabajado para varios proyectos de personas del grupo de investigación) pero llevo unos cuantos años que tengo que ahorrar y estar pendiente porque en cualquier momento me puedo quedar en el paro.

¿Por qué hacerlo?

¿Y entonces, por qué lo hago? Ésta yo creo que es la pregunta más importante. ¿Por qué hacer la tesis? Cada uno tiene respuestas distintas. En mi caso es porque me gusta el descubrimiento y la libertad, poder seguir aprendiendo, creando y aportando, haciendo cosas que siento que merecen la pena. La investigación no es para todos, pero da mucha satisfacción. Lo malo es que si no la has probado, es difícil de saber si te gusta o no, y alguna gente acaba el doctorado y se da cuenta de que no le gusta eso y se va a la industria.

Pero no hay que pensar que han perdido el tiempo, se han llevado esa experiencia vital que es muy especial, y además ahora son expertos en algo, que puede ser más o menos útil pero es conocimiento. Por otro lado, muchas veces se piensa que si empiezas algo tienes que acabarlo, y aunque tiene su sentido, tampoco yo le veo el problema a probar algo e invertir un par de años de tu vida en realmente conocer lo que es la investigación y uno mismo y luego decidir. También está el asunto de la docencia, que a mí me apasiona y que mucha gente descubre con el doctorado lo satisfactoria que es (aunque otra gente no, claro :)

En cuanto a las perspectivas de futuro después del doctorado, para muchos de nosotros lo que queremos es seguir en la universidad, pero no siempre es fácil porque hay pocas plazas y en España poco dinero. A veces hay que irse al extranjero, o a la industria, o ambos. Lo bueno de la informática o incluso la lingüística computacional es que en general no parece que vaya a faltar trabajo en un futuro próximo.

El programa de doctorado

En caso de estar sin beca y trabajando, lo más recomendable es matricularse en el doctorado a tiempo parcial. Matricularse a tiempo completo es una trampa en la que caímos varios compañeros y yo, pensando en que queríamos dedicarnos 100% a la tesis. Es mejor matricularse a tiempo parcial (lo único que cambia es el tiempo que tienes para hacer la tesis, a tiempo completo son 3 años y parcial 5) y si luego te dan una beca cambiar a tiempo completo (que se puede). Como en tu caso supongo que no te has matriculado, tendrías que esperar al año que viene y plantearte qué hacer mientras tanto, pero las becas las puedes ir pidiendo.

En cuanto a actividades a realizar, es más difícil de explicar si no lo vives. Lamentablemente los másteres en España y en la facultad tienen un enfoque muy profesionalizante y poco investigador, así que entiendo que no sepáis muy bien lo que es. Básicamente los primeros años estarás estudiando, pero sin clases. Es decir, tendrás que buscar documentación, leer, informarte, aprender a leer artículos científicos, a escribirlos, conocer los últimos avances de tu área… a veces puedes sentir que estás varias semanas sin hacer nada, pero lo que pasa es que estás aprendiendo y formándote.

Afortunadamente para los culos inquietos (como yo) siempre hay cosas con las que complementar la actividad. La docencia es una muy obvia. Aparte de que aprendes a enseñar, dar clase también ayuda mucho a entender mejor cómo funcionan las cosas. Los departamentos siempre agradecen colaboración en docencia, así que de esto no suele faltar. Por otro lado, siempre hay gente haciendo su investigación que necesita ayuda, y aunque no sea tu tesis puedes colaborar en experimentos o desarrollos de otra gente. Aquí la fama es que a los doctorandos se les explota, porque en vez de hacer su investigación hacen la de otros, y es cierto que pasa en muchos sitios. Es un equilibrio difícil porque para aprender a investigar hay que investigar, y no hay mejor manera de iniciarse que con el trabajo de otra gente que ya sabe o que va más avanzada. Por suerte en nuestro grupo hay 0 explotación, así que aquí eso no es un problema.

Si no tienes beca, sino que tienes un contrato, tendrás que hacer la investigación o el desarrollo del contrato, pero suelen ser compatibles con la investigación y en cualquier caso no llevar muchísimo tiempo. Lo malo es si trabajas fuera de la universidad, porque esos ratos del doctorado que parece que no haces nada, en realidad estás pensando, en tu mente se están formando ideas. Alguna gente puede sentir que ese tiempo es innecesario y por tanto puedes estar trabajando en otra cosa, y sólo dedicar al doctorado la actividad “real” de desarrollo o escribir artículos, pero esa actividad “real” sin la pausa y la reflexión previa no sirven para nada, y llevan a la gente a la sensación de no avanzar.

Conclusión

En fin, mi conclusión es que el doctorado merece la pena si te gusta la investigación, pero para saber si te gusta la investigación tienes que probarla. Lo más fácil es conseguir una beca que te respalde, pero hay otras opciones. En mi caso han sido los contratos de investigación, pero esto no siempre es fácil de conseguir. Otra gente que conozco va tirando con trabajillos aquí y allá, viviendo con sus padres, compartiendo piso, ahorrando y viviendo frugalmente. Finalmente, sí que hay casos de gente que ha hecho el doctorado trabajando a la vez a tiempo completo en otra cosa, así que poderse se puede. Yo no podría, así que esto mejor habría que preguntárselo a otra persona que explique cómo lo hace :)